Posted by : - Bella - 28.2.16






¿A quién no le ha pasado alguna vez? ¿A ti no? Vale, pues qué suerte. ¡Verdaderamente la tienes! Porque es horrible tener por fin esos ansiados ahorrillos para libros e ir con ilusión a la librería más cercana... para que luego esté cerrada. O que no esté el libro, cualquiera de las dos opciones es igual de decepcionante.

El dinero no crece en los árboles, claro. Habrás tenido que trabajar mucho para poder ir ahorrando cual hormiguita. Bien sea porque tengas un trabajo o porque hayas tenido que fregar todo un mes los platos en casa para que tus padres te den una paga extra (también incluidos limpiar el trastero, el coche por dentro o bañar al gato). Y claro... cuando al fin tienes lo que cuesta el libro por el que has estado esperando tanto tiempo y que por supuesto todos tus amigos ya tienen excepto tú... que la librería esté cerrada no es lo más agradable del mundo, ¡pues no! Menudas ganas de meter la cabeza en la tierra que entran.

Pero eh, el disgustillo dura poco, con suerte mañana está abierta. Uf.

Leave a Reply

Subscribe to Posts | Subscribe to Comments

- Copyright © Las reglas del lector - Blogger Templates - Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -